¿Estás pensando en cambiar las ventanas de tu vivienda y no sabes cual elegir? Continúa leyendo y saldrás de dudas.

La batalla entre el aluminio y PVC está a la orden del día, lo cual es normal, teniendo en cuenta que son los perfiles de ventanas más demandados y por lo tanto tiene que haber controversia entre ellos, aunque a día de hoy los dos son materiales excelentes que puedes comprar con total garantía.

Pero… ¿qué es mejor, las ventanas de aluminio o de PVC?

Existen 5 factores que tienes que tener en cuenta para evaluar las diferencias entre un tipo de ventana y otro. Vamos a verlos:

Eficiencia energética

Este es el concepto más importante de todos ya que la mayoría de las veces se decide cambiar las ventanas porque tiene fugas energéticas.

Aquí ya no entra en juego sólo el perfil o material con el que esté fabricado la ventana (Aluminio – PVC), es determinante también el tipo de vidrio que lleve incorporado, así que vamos a verlo por partes.

El coeficiente térmico de un perfil se mide por el Valor-U, este es el dato que hay que tienes que buscar cuando veas las especificaciones de una ventana. Si está cerca del valor 1 significa que el aislamiento térmico es bueno.

Desglosándolo un poco más, el valor-u depende de 3 factores: ancho del perfil, cámaras de aire y número de juntas. Cuanto mayor sean los valores de cada uno de ellos mejor.

Otros factores que influyen en el rendimiento térmico son el tipo de apertura de la ventana y si el cristal es bajo emisivo.

Estética y acabado

En cuanto a estética y acabado podríamos decir que las ventanas de aluminio tienen ventaja con respecto a las de pvc por distintas razones:

  • Las ventanas de aluminio se fabrican en una amplísima variedad de colores.
  • Permite que los perfiles sean más finos, sin perder prestaciones.
  • Obstaculizan menos la luz que entra.
  • Son más adecuados para edificios contemporáneos y modernos.
  • Son más ligeras lo que permite fabricarlas en tamaños mucho más grandes.
  • Se puede fabricar un perfil híbrido con madera, normalmente el interior de madera y el exterior de aluminio.
  • Resistencia

En este apartado damos casi un empate técnico a ambas ventanas, ya que tanto tanto las ventanas de PVC como las de aluminio son fuertes, muy resistentes y duraderas. Con el paso del tiempo las tendrás impecables y libres de abolladuras grietas y ray aduras.

Condensación

Aunque por naturaleza el aluminio, al contrario del PVC, es un material conductor que transmite el frío y el calor provocando por lo tanto con más facilidad la condensación, efecto ventana mojada (solucionado con la rotura del puente térmico), no hay que tener en cuenta este efecto, ya que se produce tanto en unas como en otras y el motivo es muy diverso.

Mantenimiento

Tanto las ventanas de aluminio como las de pvc requieren un mantenimiento mínimo por igual. Sólo es necesario limpiar con agua y jabón la superficie cuando sea necesario y engrasar y revisar los herrajes a lo largo de los años para tener unas ventanas en perfecto estado.

Recomendaciones a tener en cuenta

  • Dependiendo de la zona donde vivas es aconsejable instalar un tipo de ventana u otra. Por ejemplo en climas normales valen las dos opciones. Sin embargo, en climas extremos o costeros es aconsejable el PVC
  • Si quieres que la ventana encaje estéticamente con la casa, que no destaque el perfil, colores muy concretos o ventanales grandes, entonces elige aluminio.
  • Por último, de nada sirve gastarte mucho dinero en una ventana para que cumpla tus requisitos si luego el instalador no hace bien su trabajo. Por ello elige una empresa con experiencia, garantías o buenas críticas como es nuestra empresa Sevialup.

Para cualquier pregunta, duda o consulta, estaremos encantados de atenderte aquí.

Si te ha gustado nuestro artículo y ha despejado todas tus dudas, compártelo con tus amigos en redes sociales.

Recent Posts

Leave a Comment