¿Cómo mantener las mamparas de tu baño como el primer día?

¿Cómo mantener las mamparas de tu baño como el primer día?

En ocasiones puede llegar a ser complicado mantener nuestra mampara limpia e impecable. Por eso mismo os damos una serie de consejos para poder hacerlo.
Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Contenido del artículo

Las mamparas de baño es uno de los elementos del hogar que más se ensucian, esto se debe al uso diario que le damos y a que están expuestas a multitud de factores como la humedad, cal, productos de higiene personal, etc.

Por todo esto es muy habitual encontrarnos con el problema de que con el paso del tiempo estas vayan perdiendo su brillo y transparencia, y claro, no solo puede afectar a la estética, también puede dañar al mecanismo de la mampara y que ésta reduzca su vida útil.

Como puedes ver, es muy importante tener una buena limpieza de nuestra mampara, esa es la única forma con la que lograremos mantenerla como el primer día.

Ahora bien, ¿cómo debes limpiarlas? ¿qué productos hay que usar? ¿con qué frecuencia? Si estas un poco perdido sobre cómo hay que limpiar las mamparas no te preocupes, en este artículo responderemos a todas esas preguntas.

Cómo limpiar una mampara de baño

Para empezar, esta no es una tarea que puedas ir retrasando, ya que si lo haces poco a poco se irá formando una capa de cal en tu ducha y pueden llegar a oxidarse por la humedad su mecanismo, algo que no nos podemos permitir ya que hace que la mampara se pueda abrir y cerrar correctamente.

Por eso mismo, debes realizar como mínimo una limpieza exhaustiva cada 15 días, con esta frecuencia evitarás que se vea afectada su estética y funcionalidad.

Además, en cada ducha que realices, al igual que seguramente quites con agua los restos de jabón de la placa ducha que hayan podido quedar, debes hacerlo también con la mampara. Al aclararla con agua quitamos la posible cal que se haya acumulado, y luego se debe secar con un trapo seco para que no surjan problemas de humedad.

Como ya sabrás, al ducharte se empieza a crear un vapor de agua, el cual hace que haya humedad en tu baño. Por ello, una vez finalizada la ducha debes dejar la puerta y las ventanas del cuarto de baño abiertas para que no se concentre la humedad y no aparezca moho en tu mampara.

Cuando realices la limpieza profunda, no solo debes prestar atención a la superficie de la mampara, debes también fijarte en los perfiles ya que aquí también se puede acumular cal y moho y perjudicar al funcionamiento de las mamparas.

Debes tener en cuenta el material del que están hechos los perfiles ya que si se trata por ejemplo de un acabado en brillo o lacado se deben limpiar con productos de PH neutro.

En el caso que utilices un estropajo debes de utilizar uno suave para que no arañe los perfiles.

A la hora de limpiar la mampara, debes de tener en cuenta el material del que está hecha, no se pueden utilizar los mismos productos para una acrílica que para una de cristal. 

En el primer caso se debe limpiar con una mezcla de amoníaco, alcohol y agua; luego de haberlo aplicado por toda la superficie y los raíles debes limpiarlo con un trapo húmedo. Si se trata de una mampara de cristal, un componente ideal es el vinagre, concretamente el blanco, con él desaparecerán sin problemas los restos de cal que puedan haber. A continuación, debes enjuagarlo con agua caliente y finalmente secarlo con un trapo suave.

Ahora bien, con una simple búsqueda en internet puedes llegar a encontrar muchos remedios caseros para la limpieza de mamparas ¡ten mucho cuidado con esto!

Muchos pueden llegar a ser útiles y funcionar pero pueden provocar un daño irreversible a los materiales de tu mampara. Antes de arriesgarte a probar un remedio casero debes consultar con un profesional en este campo para así evitar riesgos innecesarios.

Algunos de los remedios caseros más populares son la mezcla de vinagre y limón, debido a que es una combinación muy fuerte pueden ser efectivos a la hora de eliminar manchas de cal difíciles de quitar, pero también conllevan daños para la mampara debido a su alto grado de acidez.

Otra de las opciones utilizadas erróneamente es la lejía, un producto que perjudica mucho a las mamparas de baño.

Mamparas de baño con tratamiento antical

La limpieza de las mamparas a veces puede llegar a suponernos mucho tiempo y esfuerzo para quitar la cal y suciedad, pero existe un tratamiento de antical en algunas mamparas que nos facilita el proceso ¿en qué consiste este tratamiento? ¡Te lo contamos!

Se aplica en la mampara creando una capa protectora que hace que el agua y por consiguiente la cal se resbale y se quede en la superficie la menor cantidad posible. Pero no debes tener la errónea idea de que con esto ya no es necesario limpiarla, su función es facilitar la limpieza y hacerla más rápida.

Al igual que con las demás mamparas debes de secarla para eliminar el agua que se haya quedado. ¡Ten mucho cuidado con los productos abrasivos!, ya que estos reducen la efectividad de este tratamiento antical desgastándolo y reduciendo enormemente su durabilidad, por lo que la inversión que hiciste de dinero en este tratamiento habrá sido para nada. 

 

Si tienes alguna que otra duda sobre como mantener tu mampara solo tienes que preguntarnos y te la resolveremos encantados.

Menú
Close

Lista de deseos

Visto recientemente

Close

¡Bienvenid@!

Una contraseña se ha enviado a tu dirección de email

Tus datos personales se utilizarán para procesar tu pedido, mejorar tu experiencia en esta web, gestionar el acceso a tu cuenta y otros propósitos descritos en nuestra política de privacidad.

¿Ya tienes una cuenta?

Close

Close

Categorías

Contacta con nosotros
👋 Hola. ¿En qué podemos ayudarte?
Escríbenos aquí y te contestamos de inmediato.

No te pierdas nuestras increíbles Ofertas en Carpintería de ALUMINIO Y PVC
VENTANAS DE PVC
VENTANAS DE ALUMINIO