Llega el otoño, y con él, por fin llegan las lluvias. En estas fechas es bastante normal que reaparezcan las manchas de humedad alrededor de las ventanas. Esto ocasiona deteriores en paredes, suelos y a veces hasta el mismo mobiliario.

Cuando esto ocurre, es por una de tres posibilidades.

  • Tener ventanas viejas
  • Tener ventanas mal instaladas
  • Tener ventanas viejas y mal instaladas

Estas manchas de agua, causadas por filtraciones, se pueden deber a un sellado incorrecto entre la ventana y el vierteaguas, los puntales o las guías de la persiana. Al cabo del tiempo, esto resulta de forma ineludible en una acumulación de agua.

Pasa lo mismo si los perfiles de tu ventana están deteriorados o son de baja calidad, y de ahí la importancia de contar con unas ventanas de PVC de calidad. Las ventanas que producimos cuentan con las más modernas técnicas de sellado, técnicas que trasladamos a la instalación de las ventanas en tu hogar.

Además, si las ventanas cuentan con unos herrajes de calidad y unos cristales con un aislamiento térmico eficiente, tu hogar se va a beneficiar además de un ahorro energético en tus facturas.

Si hay algo completamente evidente y cierto es que unas buenas ventanas instaladas por profesionales del sector conseguirán eliminar este problema de raíz.

Recent Posts

Leave a Comment