Ahora que el invierno nos está golpeando de lleno, me gustaría darte unas cuantas ideas para que puedas mantener el calor dentro de casa gastando en calefacción lo menos posible.

Empecemos aclarando que, pese al clima normalmente benévolo de nuestra región, es difícil conseguir el confort mínimo sin ningún tipo de calefacción. Aunque en los días más soleados recibamos una buena dosis de calorcito, por lo normal necesitaremos calefacción para mantener la temperatura de bienestar.

En condiciones normales es suficiente encender la calefacción durante el día; por la noche conviene apagarla, ya que el calor que se acumula en la vivienda es suficiente para mantener una temperatura adecuada en los dormitorios. Eso sí, ¡hay que asegurarse de que el calor no se pierda!

Pero, ¿por dónde se escapa el calor? Las principales vías de escape son las puertas y ventanas; con un aislamiento adecuado mantendremos la temperatura gastando muy poquito.

Puertas

Sobre todo las exteriores. Con unos burletes adecuados y unos sistemas que eviten el paso de aire por la parte inferior, tendremos suficiente para evitar corrientes desagradables.

Ventanas

Es importante asegurarse de que las ventanas estén cerradas. Basta con abrirlas unas diez minutos al día para conseguir una renovación adecuada al aire; lo mejor es por la mañana al despertarse.

Los cierres deben de ser estancos. Para ello, podemos reparar las fugas con masilla, silicona o burletes en los bordes.

Si tenías pensado cambiar los cristales, es recomendable instalarlos de doble acristalamiento con aislamiento térmico reforzado, que incorpora una cámara de aire seco y un tratamiento que ralentiza la salida del calor a través del mismo. Son más caros, pero se amortizan de manera rápida.

Por supuesto, el material del marco es importante. El PVC es mucho más eficaz que el equilibrio a la hora de reducir los puentes térmicos.

Cortinas y persianas

En muchas casas hay cortinas diferentes para cada época del año. La cortina de invierno tiene que ser gruesa, y es aconsejable que esté fabricada con material aislante.

Rejillas de ventilación

La ventilación de los cuartos de baño es esencial para una vivienda, pero estos conductos son un lugar por donde se va el aire caliente. Recuerda cerrar las puertas del baño para aislar las estancias principales y así evitar que el calor se escape.

Por último, recuerda que el termostato debe estar a la temperatura adecuada; para no derrochar energía, éste no debe superar los 21 grados.

Recent Posts

Leave a Comment